Mejores consejos para el cuidado del cabello

Tener el cabello sano, humectado y brillante si es posible si haces algunos cambios en tu rutina. Muchas veces sin darnos cuenta abusamos de la plancha y el secador y terminamos teniendo un cabello reseco y con las puntas abiertas. El mayor enemigo de nuestro cabello es la exposición a altas temperaturas y los químicos. 

La clave para lograr un hermoso cabello es adquirir algunos hábitos que realmente marcaran la diferencia. Así que para ayudarte a conseguir ese cabello hermoso que deseas hemos reunido algunos consejos sobre cómo tratar bien tu melena. Sigue estos consejos y observa como tendrás grandes cambios en tu cabello.

Cuidados para el cabello 

Evita usar altas temperaturas para moldear tu cabello 

Aunque el rizador y la plancha de cabello nos hacen conseguir un cabello precioso, también lo dañan profundamente. La exposición frecuente a altas temperaturas hace que el cabello se reseque y se parta, por lo que perderá el brillo. En caso que tengas que usar alguno de estos implementos procura ponerlos a temperaturas medias y usar siempre un protector térmico. 

Lava tu cabello constantemente 

La contaminación del ambiente, el polvo de la calle e incluso los cigarros que las personas fuman se adhiere al cabello y estos ocasionan un daño mayor que el champu y el agua. Por ello, también es importante comprar un champu suave que se adapte a tu tipo de cabello y que no contenga gran cantidad de productos químicos.

Los sulfatos y parabenos en los champús se utilizan para enjabonar y conservar, respectivamente, pero pueden causar irritación de la piel con el tiempo y aumentar el riesgo de interrupciones hormonales.

¿Usar agua fría o caliente?  

El uso excesivo del agua caliente hace que el cabello pierda la humedad y quedaras con el cabello quebradizo y seco. Además, el agua caliente causa perdida del cabello porque lo debilita y este tiende a caer. Sin embargo, el uso de agua tibia no causa ningún daño en el cabello, tanto el agua tibia como el agua fría funcionan para lavarse el pelo. Lo que importa es el orden en que los usas.

Tan pronto como entras en la ducha, debes enjuagarte y lavarte el cabello con agua tibia, seguido de un enjuague con agua fría. El agua caliente abre la cutícula de tu cabello, lo que ayuda al champú y acondicionador a hacer un mejor trabajo en tu pelo.

Debes cambiar a agua fría cuando uses el enjuague en tu cabello. El agua fría es buena para el cabello, ya que sella la cutícula de nuevo y bloquea la humedad de su acondicionador. Esto deja tu cabello con un aspecto extra hidratado, sin encrespamiento y brillante.

Evita frotarte el cabello con la toalla 

Tu cabello está más débil cuando está mojado, por lo que es más propenso a la rotura. Exprima suavemente el exceso de agua usando una tela lisa, como una camiseta vieja, en lugar de frotarse el cabello con una toalla. Esto ayudará a prevenir las puntas abiertas y los daños. 

Cepíllate el cabello correctamente 

Si has estado cepillándote desde las raíces hasta las puntas, lo más probable es que hayas estado contribuyendo a la rotura y el daño del cabello. Es hora de cambiar este hábito. Comience sosteniendo su cabello en el medio y cepillándose las puntas primero para eliminar los enredos. Asegúrese de que cuando se cepille, sus raíces no se tiren para evitar daños. Luego, sube, eliminando enredos en el camino, hasta que tu cepillo pueda correr suavemente desde tus raíces hasta tus puntas.

Corta las puntas constantemente 

Corta tu cabello cada 6 o 8 semanas para deshacerte de las puntas abiertas. Las puntas abiertas se forman cuando el cabello esta dañado debido al peinado por calor, la contaminación, el tabaquismo, el estrés, etc. Cortarse el cabello no hace que crezca más rápido pero garantiza un cabello saludable. 

Bebe suficiente agua y come sano 

La hidratación interna y externa van de la mano para tener un pelo equilibrado y saludable. Beber al menos 2 litros de agua te garantiza una buena salud del cabello. También, es muy importante comer sano. Tu cabello esta hecho de proteínas y aminoácidos. Necesita una nutrición adecuada para crecer bien y mantenerse. Huevos, bayas, nueces, pescado, verduras de hoja verde, batatas son algunos de los muchos alimentos geniales para un cabello saludable.  

Usa aceites para mantener las puntas sanas 

Usar aceites en tu cabello es muy importante, porque te ayuda a mantener las puntas sanas e hidratadas. Además, añade nutrientes y vitaminas a tu cuero cabelludo y a los folículos pilosos. Algunos aceites como el aceite de argán te ayudan a controlar el frizz, mantienen el cabello suave e hidratado y te ayuda contra las agresiones externas como la contaminación.

Compra el mejor aceite de argán para mantener tu cabello hidratado 

Para terminar, te recordamos que el aceite de argán tiene muchas propiedades que podrían beneficiar y cambiar el aspecto de tu cabello. Si quieres obtener todos los beneficios te recomendamos comprar nuestro producto OmmBIO ARGÁN, que cumple con los más altos estándares de calidad, cuenta con certificación bío Eco Cert y es 100% puro, vegano, totalmente natural y sin aditivos.

 

Artículo recomendado

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Language
Spanish
Open drop down